28 de enero de 2010

Invitación

Me he ido, no te he echado,
porque era yo el visitante,
el recibido en una fiesta
que dejó de ser acogedora
cuando me atreví a brindar por ti

Ahora prefiero cantar en la calle
sin querer verte, ni por accidente,
porque nadie debe rodearse
con gente que menosprecie
con gente que omita y silencie,
pues displicencia es invitación a callar
y decepción es invitación a alejarse

Related Posts with Thumbnails