7 de enero de 2013

De cuando Guillermo Dávila se afeitó en mi baño

En la noche de un martes de octubre de 2011, me llamó Nicky Scarola con la urgencia de hallar a un tecladista que viajara para tres conciertos en menos de 48 horas. Luego amanecí el miércoles siguiente estudiando 18 canciones de Guillermo Dávila y, después de dormir unas pocas horas en la tarde, lo conocí en persona para un ensayo fugaz antes de la partida. El jueves ya estábamos en el avión.

Pero fue el sábado siguiente en Cúcuta, Colombia, cuando lo asimilé. Justo antes de salir al lugar de la presentación, Guillermo dice que ha olvidado afeitarse y que hay que conseguir una maquinilla. Yo le digo que tengo una extra en mi habitación y corre conmigo a resolver el asunto.

Mientras estaba en el baño acicalándose y hablábamos de qué sé yo, recordé cuando me iba con mi guitarrita acústica al liceo a cantar Sólo pienso en ti en los recesos, porque era la canción del momento y yo me sentía identificado con "el musiquito" de la más popular telenovela de entonces, el personaje que Guillermo interpretaba en una época en que había un resurgir del movimiento musical pop en Venezuela.

Y ahora 30 años después, estaba a solas con él en una habitación haciendo algo tan cotidiano y preparándonos para compartir un escenario en el que yo contribuiría a interpretar esa famosa canción.

No sabía a qué iba a llevar todo eso, pero hoy, tras acompañarlo a 26 ciudades en 5 países, celebro la afortunada coincidencia con este video que muestra lo que fue la gira en 2012, con puras fotos que tomé con mi pequeña cámara de bolsillo para tener un recuerdo en primera persona de los entretelones. La canción es Sabes, del disco Días de pasión de Guillermo, una de mis favoritas. ¡Gracias a todos los involucrados y al público fabuloso que encontramos en todas partes!


____________
Notas relacionadas:
Related Posts with Thumbnails