13 de agosto de 2013

Las 5 canciones más hermosas de Peter Gabriel (Don't Give Up)

La segunda más bella de Peter Gabriel es Don't Give Up, otra canción que me conmueve profundamente; otra que hace que me quiebre con su perfecta delicadeza.

En esta orgullosa tierra
Crecimos fuertes
Éramos todos queridos
Me enseñaron a pelear, a ganar
Nunca pensé que podía fallar

En 2005, un muy cercano familiar mío estaba perdiendo la lucha. Atravesaba por lo que podía ser la mayor prueba de su vida, una mezcla de grave enfermedad, fuerte crisis económica y anuladora vergüenza, y necesitaba mucha ayuda de quienes lo rodeábamos. Escuchar esta canción en esos días era llorar para mí.

No queda lucha, o eso parece
Soy un hombre
Cuyos sueños han desertado
Me he cambiado el rostro
Me he cambiado el nombre
Pero nadie te quiere cuando pierdes

Así estaba él, y lo que queríamos todos era decirle lo que Kate Bush responde en esta grabación con tanto amor y tanta dulzura, con voz maternal y el abrazo cálido que puedes sentir en la melodía:

No te rindas
Porque tienes amigos
No te rindas
Aún no estás vencido
No te rindas
Sé que puedes hacerlo bien

El fracaso es experiencia de cada uno de nosotros. Yo mismo me he puesto esta canción para exorcizarme, descargar el dolor de la derrota y pensar en que sí se puede a pesar de todo.

Aunque lo vi a mi alrededor
Nunca pensé que me podría afectar
Creí que seríamos los últimos en partir
Es tan extraño cómo cambian las cosas

Conduje toda la noche hasta mi casa
El sitio donde nací cerca del lago
Mientras llegaba la luz del día, miré la tierra
Los árboles yacían quemados

Sí, todo puede derrumbarse, todo puede cambiar, hasta el arraigo se puede perder, y hace falta esa voz:

No te rindas
Aún nos tienes
No te rindas
No necesitamos de tanto
No te rindas
Porque en algún sitio
Está nuestro lugar

Luego vienen más versos que tocan el alma...

Reposa tu cabeza
Te preocupas demasiado
Todo estará bien
Cuando los tiempos se vuelven duros
Puedes recurrir a nosotros
No te rindas
Por favor, no te rindas

Y escucho de nuevo a mi ser querido en queja...

Tengo que irme de aquí
No puedo soportar más
Me pararé en ese puente
Y miraré hacia abajo
Lo que sea que venga
Lo que sea que vaya
Ese río sigue fluyendo
Ese río sigue fluyendo

Me mudé a otro pueblo
Y me esforcé para asentarme
Para cada trabajo, demasiados hombres
Demasiados hombres que nadie necesita

La canción termina con el consuelo que brinda la mujer, su voz casi quebrada, afectada por el dolor de él, pero confiada en que vendrán mejores días.

No te rindas
Porque tienes amigos
No te rindas
No eres el único
No te rindas
No hay razón para sentirte avergonzado
No te rindas
Aún nos tienes
No te rindas ahora
Estamos orgullosos de lo que eres
No te rindas
Sabes que nunca ha sido fácil
No te rindas
Porque creo que en algún sitio
En algún sitio está nuestro lugar

¿No les parece hermosa esta composición? Después de las palabras de ánimo, la canción se activa. El bajo comienza a jugar; es como si la fuerza se comenzara a recobrar. Es un arreglo perfecto. Para mí es una tonada terapéutica que necesito siempre a la mano. Aquí el video, asombrosamente hecho en una sola toma. No necesitamos de tanto...



____________
Notas relacionadas:
Related Posts with Thumbnails