10 de febrero de 2014

De cuando compartí despecho con Karina

Esta semana celebran en muchos rincones del planeta eso que llaman "amor de pareja", justo en días en que esta soltería crónica me abruma; así que me parece oportuno compartir algo que he grabado recientemente con aquellos que sufren el desamor, el dolor del cariño no correspondido, la nostalgia por lo que fue y ya no es. A fin de cuentas, el Día de San Valentín es cuando los despechados más hundidos nos sentimos.

Hace unos meses, mientras formaba parte de la impresionante gira "Ídolos" en Venezuela, con Guillermo Dávila, Rudy La Scala y Karina, Nicky Scarola me dijo que estaba produciendo una canción para la cual me quería como pianista. Se trataba de una pieza que había compuesto y grabado Hany Kauam: Sin tu amor no valgo nada.

Lo primero que llamó mi atención fue esa especie de comunión entre dos artistas con inclinaciones políticas diametralmente opuestas, no porque fuera imposible (yo he vivido esa comunión antes), sino porque es un momento en que ese tipo de división y distancia es lo usual en mi país. Pero, bueno, Guillermo, Karina y Hany comparten el mismo mánager, una persona que hace milagros.

La grabación fue fugaz. Karina envió sus voces desde Miami y recuerdo que tuve que rehacer el piano en casa de Nicky en el transcurso de una hora mientras Remil, el mánager, daba el visto bueno sin apartar la mirada del celular con el que no para de comunicarse todo el día.

La semana pasada descubrí que recién habían lanzado el tema a la luz pública, y por fin pude apreciar el resultado con el corazón más abierto para dejarme emocionar por la interpretación y compartir ese despecho con una artista que aprendí a admirar con el alma. Aquí está ahora para ustedes. Feliz semana del amor y el desamor.


____________
Notas relacionadas:
Related Posts with Thumbnails